Inicio » Uncategorized » Pueblo: una dictadura disfrazada de amor

Pueblo: una dictadura disfrazada de amor

La novela a presentar en esta oportunidad es una obra “experimental” según manifiesta el mismo autor. Una novela escrita y ambientada en Pueblo, ciudad, país o localidad ubicada en cualquier parte de Latinoamérica, donde un tirano llamado Gobernador, comenzará poco a poco a someter a la comunidad por amor. Primero una calle, para al final ser el supremo mandatario, rodeado de Gorilas que  mantienen al margen a todos los habitantes de Pueblo.

Es Pueblo, una novela que tiene como intención demostrar como una sociedad puede, sin darse cuenta, caer en un letargo, donde como masa son manejados a gusto del amasador, silenciados y apagados. Seres que como todo ser humano, se adaptan rápidamente a las situaciones y pronto la consideran normal incluyendo las bajezas más aberrantes. En Pueblo no falta el Castillo, donde son confinados los rebeldes, los que no aman al Gobernador y osan llamar dictadura al régimen que controla. Pueblo va dirigido a los que viven en dictadura y no lo saben.

Es una obra llena de conformistas, solo algunos intentan revelarse y son silenciados para siempre. Esta novela tiene la facultad de llevar al lector a recordar 1984 de George Orwell, donde el Gran Hermano siempre vigila, donde los habitantes son silenciosos y el gobierno imperante no tiene defectos, es más, esta intrínseco en la sociedad y pasa desapercibido, o así lo fingen sus habitantes, solo que Pueblo está escrito de una forma más romántica.

Polisémica obra que entrelaza el amor, el erotismo, el sexo, la musica, y un fino humor, una novela venezolana que puede ambientarse en cualquier sitio donde imperen regímenes “perfectos” y calzar a medida los personajes con muchos habitantes. Una obra política que confunde a más de uno al compararla con gobiernos que parecen regímenes  y regímenes  que parecen gobiernos.

La escritura de esta novela juega con los estilos narrativos y los diálogos. Luis Britto García dice en el prologo “No nos extrañe entonces  por momentos una oración empiece con la impersonal tercera persona del narrador para saltar repentinamente a la primera persona de algún personaje, continuar con el pensamiento de este y luego con la respuesta de otra voz” este estilo no genera confusión en el lector, sino una recepción de distintas posturas de un mismo mensaje, una forma sensible de captar las imágenes y poder en tres líneas leer una idea como tercera persona y saber cómo lo captan dos personajes y alguna voz que se cuela en el relato.

Es sin duda una genial novela que entrelaza técnicas, colores, temáticas, personajes difíciles de olvidar y deja una reflexión de la vida y de la novela, así como de los gobiernos y de Pueblo, además de mostrar el enciclopédico conocimiento del escritor Miguel Pérez Pírela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: