Inicio » Uncategorized » EL PRIMER BOLIVARIANO, BRIO DE LUZ Y HAMBRIENTO DE PELEA Por Norge Sánchez

EL PRIMER BOLIVARIANO, BRIO DE LUZ Y HAMBRIENTO DE PELEA Por Norge Sánchez

El primer Bolivariano, apóstol de la independencia de Cuba José Julián Martí Pérez, nacido enLa Habanadel siglo XIX, un 28 de enero, en el seno de una familia humilde e hijo de españoles; Don Mariano y Doña Leonor, sin duda alguna nuestro más prominente combatiente en todos los tiempos y un gigante hombre de letras.

Nuestro Martí, que cultivó con esmero impecable los valores éticos y morales, los conservó siempre a mano durante toda su prosa y muy especialmente gustaba de compararlos y compararse con los más diversos accidentes de la geografía mundial como se verá a lo largo de estos apuntes.

¿Cuál sería el más grande anhelo de este hombre?, quién desde niño había definido su lugar con los pobres de la tierra, sufrido prisión y maltratos por desear  su libertad individual y lo más importante para él, la independencia de su tierra natal; definiendo en su poema Abdala el amor a la patria no como el simple y vulgar amor a yerbas y plantas sino una interiorización aguda de principios y valores éticos que lo colocan entre los grandes pensadores que ha gestado nuestra América. Así nos ha dejado dicho. Como todo gran espíritu veía en la naturaleza símbolos humanos. _Y se placía en ver en el mar el de la libertad.1 Y en uno de sus apuntes. Después del mar, lo más admirable de la creación es un hombre.2

 En el mar la libertad y después del mar, un hombre, el mar en toda su grandeza en el pensamiento del intelectual nacido en una isla, en la más importante ciudad portuaria de su amado país. Y con el ímpetu del guerrero agregaba: Mido yo mi grandeza por la de los océanos irritados.3Apuntando luego  … estos tumultos bárbaros del pecho caben todos en un grano de arena!4. Y mirándose a sí mismo en su estatura … Yo soy una tempestad en el seno de una nube azul.5 Y luego … Y me sentí potente como el rayo6  en otro momento reflexivo vuelve el mismo elemento natural a ser símbolo de su estado espiritual. Más infortunado que el océano, ni playa arenosa ni riscosa tiene.7

Este mar infortunado donde arrojó la Morasu perla para siempre, fue la ruta que lo llevó más de una vez al destierro y aquí junto a su estado de ánimo aparece otro elemento de la envoltura geográfica … Vivir en el destierro_ tallar en nubes8 luego diría: Siento que todas las nubes de la tierra descienden sobre mi corazón9  y también Voy por la tierra como rodeado de nubes, y con los pies en el vacío.10

He querido comenzar con estos dos elementos que con su inmensidad nos enseñan a mirar lo lejano, lo grande, lo difícil de palpar para la pequeña individualidad física y tangible. No nos detendremos, seguimos junto a Martí nuestra exploración por que … Cada hombre, si mira atentamente, construye el mundo. Se explica los mitos eternos. Los produce él mismo, en igual o semejante forma.11.

Veamos que noticia nos trae la Revista Universal de México el 30 de noviembre de 1875. Todo hombre está sujeto a la tierra con terribles raíces; somos arbustos que arrastramos nuestras raíces por la tierra.12  Y en Guatemala dirá ¡Feliz quien como yo, puede atravesar una selva, sin que le figuren jueces y difuntos los troncos de los árboles!¡Feliz quien puede oír una tempestad entre los bosques, sin que nada dormido se levante a pedirle justicia contra sí mismo en su conciencia!13  , en Montecristi; Cabo Haitiano, sentenció _El hombre asciende a su plena beldad en el silencio de la naturaleza.14  Pero no como mero espectador sino que … El hombre desaloja las montañas, y se pone en lugar de ellas.15 Y también me pesan mis pensamientos como rocas.16  Y …Eres para mi como esas aguas de cuya salud se nutre el bálsamo.17

  Y no solo los elementos tangibles de la naturaleza, escuche el lector la voz del bardo con su excepcional lirismo …Las estaciones no están en el año; sino en el alma.18  Aunque había dejado dicho: Yo soy como las abejas, que trabajan mucho más en el verano.19 o ...es una desdicha que mis pensamientos no sean flores, porque si lo fueran, yo haría con ellos un ramillete20 y aquí otros ejemplos de la presencia constante de la enormidad del entorno natural cuando plantea … Mis ojos han debido llorar mucho esta noche. Hay en ellos como el reflejo de un desierto.21 o este otro ejemplo: En el cuarto oscuro, a media noche, las cejas, al rozar con la almohada, hacían, para mí que las oía, el mismo ruido que las ramas del bosque en la tempestad.22 Y en el esplendor de la vegetación escribirá en sus cuadernos de apuntes …En la ciudad, cuando cierro los ojos, todo lo veo negro. Y aquí cuando cierro los ojos, lo veo todo verde.23

Y ante la fuga precipitada del astro rey, cuando el manto silencioso de la oscuridad se le encima …se siente uno un poco tigre cuando llega la noche24. Diría en Guatemala aquel que tenía …alma de águila para cantar los males de la patria.-25 Y ¡este león rugiente, este corcel de Arabia, y esta águila altanera  que yo me siento aquí en el alma!26 o como irá apuntando …Yo no veo el águila, pero yo la tengo en mí -yo siento que puedo ser águila.27

Ante los amores rotos por lo avatares de la vida del íntegro cubano soñador y apasionado madre natura ofrece su ejemplo novedoso… Y me arrancaré tu amor que me duele, como un zorro cogido en una trampa se amputa con sus dientes el miembro preso. Y me iré por el mundo sangrando; pero libre.-28

Y que decir de su capacidad para evadir injurias, calumnias que sus enemigos se inventaron siempre para intentar dañar la imagen del Delegado del Partido Revolucionario Cubano, organizador de la guerra necesaria en busca del sueño libertario para su amada nación, para quienes intentaron mancharlo dejó claro. Soy como aquella laguna colombiana, “tan cristalina y limpia”, que “si una paja cae en ella, la despide luego a sus orillas”.29

Le apunto al lector que se está refiriendo además a la laguna de Guatavita donde los indígenas de Bogotá celebraban las ceremonias para la consagración de su soberano, llamado Zipa. Ese famoso Dorado que tanto perturbó las afiebradas mentes de los primeros conquistadores europeos por el derroche de oro y joyas que había en tal ceremonia.KY en otro memorable instante de iluminación nos dejó advertido, …Yo soy como aquellos llanos de Siberia, que dan fruto abundante en medio del frío.30

Hasta aquí hemos visto en su muy variadas manifestaciones a la naturaleza en la vida de nuestro insigne maestro, quien se consideró él mismo siempre como naturaleza infinita; de ahí que ante la constante posibilidad del acto final por la grandeza de la patria, ante la proximidad del toque a degüello, del cañón hambriento, el machete a punto de arrastrarle en su desacostumbrado costado glorioso nos confiesa ¡Tengo miedo de morir antes de haber sufrido bastante!31 Y ya a estas alturas ha sido el presidio con el dolor del grillete clavado en sus pocos años, el destierro hacia el infinito desconocido dejando madre, padre, hermanas y maestro querido y respetado. Ha sido el invierno, y la constante amargura de la secuela física y el alma enlutada para siempre y la plena convicción de que Yo moriré sin dolor: será un rompimiento interior, una caída suave, y una sonrisa.32

Y lo hacía efectivamente en la tarde del 19 de mayo de 1895 en Dos Ríos, al iniciarse la “Guerra necesaria” que había organizado y dirigido sabiamente, como para fundar un pueblo, no para mandar un campamento, como le explicará al Generalísimo Máximo Gómez en su momento. Pasó a la inmortalidad consciente de que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz, en pleno combate entre la pólvora y los gritos, el tropel y el ansia de libertad que lo acompañó durante toda su preciosa trayectoria por el mundo. Llegó a la gloria definitiva de la patria americana como había soñado durante su luminosa existencia …Ebrio de luz y hambriento de pelea.33

Notas

  1. Martí Pérez, José. Obras Completas. Editorial de ciencias sociales,la habana.1975. Tomo: 22 Pág.68. (Todas las notas numeradas corresponden a la misma edición.).
  2. Tomo: 19. Pág. 15.
  3. Tomo: 19. Pág.16.
  4. Tomo: 22. Pág.125.
  5. Tomo: 22. Pág. 113.
  6. Tomo: 21. Pág. 15.
  7. Tomo: 22. Pág. 118.
  8. Tomo: 21. Pág.167.
  9. Tomo: 21. Pág.276.
  10. Tomo: 21. Pág. 261.
  11. Tomo: 21. Pág. 221.
  12. Tomo: 6. Pág. 355.
  13. Tomo: 19. Pág. 49.
  14. Tomo: 19. Pág. 207.
  15. Tomo: 19. Pág. 445.
  16. Tomo: 22. Pág. 323.
  17. Tomo: 21. Pág. 208.
  18. Tomo: 21. Pág. 464.
  19. Tomo: 21. Pág. 417.
  20. Tomo: 21. Pág. 279.
  21. Tomo: 22. Pág. 222.
  22. Tomo: 21. Pág. 398.
  23. Tomo: 21. Pág. 423.
  24. Tomo: 19. Pág.47.
  25. Tomo: 19. Pág. 405.
  26. Tomo: 19. Pág.45.
  27. Tomo: 21. Pág. 472.
  28. Tomo: 21. Pág. 275.
  29. Tomo: 21. Pág. 329.
  30. Tomo: 21. Pág. 185.
  31. Tomo: 21. Pág. 191.
  32. Tomo: 21. Pág. 183.
  33. Tomo: 21. Pág. 284.

K   UNIVERSITAS. Enciclopedia Cultural. Tomo 19. Pág.8 y sgtes. SALVAT EDITORES, S. A. Barcelona, 1962. Después de larga preparación y de ayunos, el príncipe era llevado en religiosa romería a una laguna sagrada, la de Guatavita, escoltado por la multitud de sus súbditos. Acompañado de cuatro de sus principales ministros, penetraba en el lago sobre una balsa de juncos. A este tiempo _dice un antiguo cronista_ desnudaban al heredero en carnes vivas y lo untaban con una tierra pegajosa y lo empolvoreaban con oro en polvo y molido, de tal manera que iba cubierto todo de este metal. Lo colocaban en la balsa, en la cual iba parado, y a los pies le ponían un gran montón de oro y esmeraldas para que ofreciese a su señor. Llegado el príncipe al centro del lago, arrojaba los tesoros al fondo como tributo a sus dioses y él mismo se sumergía en el agua. Estallaba el alborozo de todos los circunstantes, y al cielo ascendía, junto con sus gritos y músicas, el humo de resinas que se quemaban a profusión en todo el circuito del lago.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: