Inicio » Uncategorized » Un Famoso Escritor de R Israel Miranda

Un Famoso Escritor de R Israel Miranda

I

 

Enciendo el televisor y aparece un tipo

con fama de escritor

acariciando un gato horrendo y gordo. Hablaba

sobre una cantante de plástico,

el Movimiento Estudiantil del 68.

Daba recetas de cocina y pronósticos deportivos.

 

Dicen que el amanerado ese

es la viva imagen de la CULTURA:

Un cerdo desaliñado con anteojos

acariciando algún animal.

He visto a otros escritores hacer lo mismo,

aparecen abrazados a sus gatos, perros, micos.

Algunos hasta tienen la misma sonrisa

de sus changuitos en las fotos.

 

(Seguramente es más fácil para ellos amar a sus mascotas que a una mujer, y hacerles el amor es un asunto todavía más complicado, me refiero a las mujeres, respecto a sus animalejos de bolsillo no quiero ni pensar en la habilidad que se necesita para semejante acto. Primero para que resulte medianamente placentero, luego para no matar a la mascota en cuestión empalada.)

 

II

 

GOETHE era conocido en su tiempo

como un verdadero hombre universal,

comprendía como funcionaban las cosas a su alrededor,

tenía conocimientos de geología, medicina,

química, anatomía en fin,

era un enamorado del arte y la ciencia

y podía hablar de casi cualquier cosa.

 

Ahora, para ser un sabio,

basta con tener televisión por cable:

El entendimiento del mundo a través

de 28 pulgadas de plasma en alta definición.

 

El afeminado habla sobre las Instituciones

mientras el horrible gato come las migajas del desayuno

en el chaleco de su amo.

 

III

 

Se podría pensar que tengo algo contra los homosexuales,

pero nada más lejos de la verdad, es más,

cuando adolescente tuve un amigo jotito, putón pues.

Contaba que a sus amantes les exigía TENERLA CARNUDA,

so pena de ser, entonces,

sodomizados.

Era bastante agradable, la Julia le decíamos,

pero un día pretendió asaltarme la bragueta

y tuve que ponerle en la madre. Se lo buscó.

 

Hace poco en una cervecería infame,

después de un memorable recital de Max Rojas,

un autonombrado POETA más joven que yo

me dijo que el ser machín (así lo expresó)

mutilaba el ingenio, el criterio

y la comprensión de las cosas.

Que me faltaba pues A B R I R M E   M Á S,

ampliar mis horizontes.

Total que, según él, necesitaba conocer

la otra mitad del mundo.

Decía todo esto mientras debajo de la mesa

le tomaba la mano a su amigo (otro poeta),

el cual iba acompañado de su mujer (poeta también).

 

(Mierda, destapas una cerveza

y aparecen poetas.

Ya no se puede beber tranquilamente,

sin hacerle al maldito intelectual.)

 

Conozco mucha gente extraña,

músicos fracasados, escritores de segunda,

artistas del escapismo

y malabaristas del verso. Supongo

que alguno de ellos es marica,

me vale madres. Yo soy, sencillamente,

HETEROSEXUAL,

cosa que en nuestros días

está prácticamente en desuso. En ese sentido,

podría decirse que soy obsoleto,

pasado de moda,

un discurso políticamente incorrecto.

No importa,

me agrada la idea de morir

siendo un animal

al borde de la extinción.

 

IV

 

El tipo habla mientras su horrible gato

le lame la cara.

 

La Cultura Oficial es un maricón decrépito

que cree saberlo todo.

 

Yo no sé nada de nada sobre cualquier cosa.

No aguanto más, apago el televisor,

me levanto al baño.

 

Vomito algunos versos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: