Inicio » Uncategorized » Eros en mi tintero, un bautizo entre amigos

Eros en mi tintero, un bautizo entre amigos

Por: Richard Sabogal

 

Que amenos son los eventos culturales donde los amigos se encuentran, donde por un motivo de interés general pequeños grupos deambulan y comparten previo al inicio de la actividad. Así comenzó lo que sería el bautizo de Eros en mi tintero, un poemario erótico de Carmen De Los Santos, pautado para las dos de la tarde, poco después de la una comenzaron a llegar los que nos acompañarían. Miky Poche, colaboradora de Negro sobre Blanco Editores y además prologuista del poemario en cuestión, coronó la presentación arrojando los pétalos sobre la mesa de libros, creando una sensual vista. Juan Carlos Sánchez, gran amigo de la casa, amenizó y estuvo desde el inicio, presente, presto a cada detalle y entre mesa y mesa recomendando lecturas y citando los ml y un autores que a lo largo de su vida lectora además de sus lecturas en la universidad Central donde estudia Letras, han hecho sobre su ser, haciendo exquisita la conversación. Antes de las dos de la tarde el ambiente musical, suave y agradable, los invitados y el lugar estaban listos y era el prólogo a lo que vendría. Cerca de las tres, llegaron los últimos invitados que excusándose por la fuerte cola que atenazaba la ciudad este día, tardaron un poco, pero bien valió la pena la espera. El compartir previo fue una especie de elixir que nos hizo entrar en confianza a todos. Como amigos de toda la vida. Vive, el canal de televisión asistió al evento y entrevistó a la autora así como a este servidor y a Miky Poche, en representación del colectivo poético Las Fulanas Esas.

De forma breve di inicio al evento, agradeciendo a los presentes su estancia, para luego darle la palabra a Miky Poche, quien lanzó los pétalos en forma de poemas que contiene Eros en mi Tintero, leyó el prólogo de la obra e invitó a todos los presentes a leerla  diciendo palabras más palabras menos que Eros en mi tintero era Pasión hecha palabras, aclarando que en ningún momento era morboso o rayaba en la pornografía y dándonos una clase de lo que era poesía erótica. La fresa al helado se la puso Carmen, la autora, quien comenzó a contarnos la experiencia propia de ver su libro allí, publicado, tener a la gente presente,para ella, algo que aguó el guarapo de todos según supe después, como diría su prologuista, dentro del poemario nos encontramos con esa verdadera Carmen, la emotiva, la que sufre, y la que siente una alegría que debe controlar por su salud – debe evitar emociones fuertes – aunque fue inevitable ya que en más de una ocasión las lagrimas agolparon a sus ojos y las de este servidor poco faltaron por llamar a la puerta. Creo ha sido el libro más emotivo que he editado, Cuando  semanas atrás supe lo que significaba para Carmen la edición de Eros… me sorprendió sobremanera cómo haciendo lo que me gusta, pudiera marcar de este modo la vida de una persona en manera positiva. Creo esto, ha sido el mejor pago que he recibido mientras he estado en esta labor.   Una vez terminado el hermoso discurso, se daba invitación a un recital. Para ir bajando el momento emotivo, Carmen leyó parte de su poesía, algunos poemas subidos de tono que fruncieron el ceño de algunas madres que tenían sus pequeñas allí. Empero disfrutaron y aplaudieron con júbilo sus poemas. El recital lo continuó Miky Poche quien compartió parte de su poesía erótica, para luego dar paso a Juan Carlos Sánchez, quien leyó unos poemas donde demostró una pericia magnifica y calibrada al momento de escribir poesía; Enrique Ramos con jocosidad compartió sus poemas, llenos de amor, humor y placer. Un gusto oírle recitar. Pedro Paracare también leyó parte de sus poemas, aunque admitió que a él “lo jodian” en lo que respecta a poesía erótica, aunque sus poemas fueron bien recibidos. La hora del bautizo, a cargo de mi persona y Miky Poche auguraron un buen camino a Eros en mi tintero que se selló con las tres botellas de vino y el kilo de galletas que degustamos todos los presentes, en medio de la cola para comprar el poemario, en medio de risas, conversación, buena vibra, como dije en un principio, entre amigos recién hechos pero que parecían de toda la vida. Lo más importante, Carmen De Los Santos disfrutó plenamente y… no se desmayó.

 

Así si vale la pena bautizar libros.

 

Anuncios

1 comentario

  1. Cadegra dice:

    Gracias Richard por hacerme pasar una tarde mágica entre buenos amigos y bellas sorpresas. Lo he disfrutado mucho y todos igual lo comentan. Eres un sol guapo. GRACIAS!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: