Inicio » Uncategorized » “Cuando se pierde la fe en sí mismo, el naufragio está más que asegurado” Reseña de El Barco Perdido por: Lissy De Ponte

“Cuando se pierde la fe en sí mismo, el naufragio está más que asegurado” Reseña de El Barco Perdido por: Lissy De Ponte

“Cuando se pierde la fe en sí mismo, el naufragio está más que asegurado”, así empieza a plantear la idea que nos narra Pedro Peña en su cuento: “El barco perdido”. Una historia llena de suspenso, misterio y diversas imágenes mentales que son fáciles de crear en el confuso mundo de la memoria humana.

En sus páginas “El barco perdido”, narra la historia del desdichado de Pedro, joven mandadero del pueblo, que con sus ansias de convertirse en marinero (como su padre) se aventura a embarcar silenciosamente en un extraño navío llamado “Moltuberck”, sin saber que habría sido el peor de los impulsos en los que pudo haber pensado durante toda su vida. En el transcurso de su permanencia a bordo en aquél barco, su vida que creía maltrecha empieza a encarar desilusiones, piratería, sufrimiento, pesar, recuerdos y arrepentimientos que se envuelven en un ambiente misterioso, frío y lúgubre mientras, Pedro debe hallar la forma de salir del navío y sobrevivir ante su tripulación “ausente”.

 

El dolor del personaje principal, es acarreado fácilmente por el autor a pesar de contar todo en un abrir y cerrar de ojos; narración en la que juega un papel fundamental la imaginación, el pensamiento bárbaro que va incluido en los seres humanos y que se cree controlado por la conciencia, algo que se dará naturalmente entre cada párrafo del cuento por parte del lector.

 

Al contrario de lo que la mayoría piensa, las historias cortas como esta no son solo para sentarse y leer rápidamente, como si fuera una carrera contra tiempo, hay que dedicarles tiempo, reírse, pensar, analizar, a veces hasta llorar, en otras situaciones hasta se puede empezar a confundir el pensamiento propio con la personalidad de aquél personaje principal (muchas veces desdichado)  que va intrínseca con la del autor.No es tampoco, una literatura pesada que hay que analizar después de cada punto, cada capítulo (quizás algunas personas se detienen en las comas); por tanto, las 25 páginas de este cuento, están dedicadas tanto a los fanáticos fervientes de la literatura como a aquellos que empiezan a interesarse en ese mundo amplio y grandioso, lleno de cultura e imaginación sin límites, debido a su fácil comprensión, diálogo y descripción, al igual que a aquellos a los que les gustan las historias de piratas, más aún a quienes se inclinan por el misterio o a ambas. ¿Qué mejor que la combinación entre piratas y misterio?

 

 

Anuncios

1 comentario

  1. Pedro Peña dice:

    Mi querida Lissy, gracias por tu reseña tan favorable y bien lograda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: