Inicio » Uncategorized » Una Palabra Literaria:

Una Palabra Literaria:

 Emilio Pino Salinas 

            La fascínate Novela “El Coronel No Tiene Quien Le Escriba” de Gabriel García Márquez,  recuerdo que fue un regalo de mis padres para el época de navidad por allá en el año 2007. El Gabo siempre fue un nombre común en mi pasión por la literatura (empezaba a comer libros) aunque no había leído Cien Años de Soledad, sabia de Macondo, de su premio Nobel, de su amistad con Fidel Castro; Gracias a él llegue a conocer el Boom Latinoamericano y sus principales representantes, El escritor Colombiano abrió mi camino, el que conduce a las letras.   

            Recuerdo la lectura de aquella obra (en un día pude descubrir su historia), conocer la paciencia y la esperanza del Coronel, su larga espera y la esposa asmática desesperada por su situación económica. Esta novela fue publicada por primera vez en 1961, posiblemente en ella no se encuentra muchos de los elementos característicos dentro del estilo del autor, como la mezcla entre situaciones fantásticas y reales o el salto en las tramas, hasta el mismo García Márquez reconoció en una ocasión, que esta es la más simple de sus novelas  escrita hasta aquella fecha. Pero principalmente, lo que refleja esta historia es un profundo sentimiento de desasosiego ante la espera, Un Coronel retirado, veterano de la Guerra de Los Mil Días, quien esperanzado va cada viernes a la oficina de correos de su Pueblo para recibir respuesta acerca de su pensión. Atrincherado a la soledad, sin ninguna fuente de ingresos, aferro sus sueños y su última oportunidad de ganancias a un gallo de pelea, que pertenecía a su difunto hijo.

            Cuando vas leyendo y leyendo, se apodera de ti una sensación de angustia, de tristeza y de automática solidaridad con el personaje principal: El Coronel, deseas cambiar el rumbo de la historia para que este viejo hombre no sufra más  (y es allí donde la Literatura invade tu vida, supervisa tus pensamientos y convicciones), pero su calma también desespera, desearías que se levantara de su paciencia hacía las instancias competentes a reclamar tus derechos, lo que le merece por sus labor cumplida ante el servicio militar, ante la Patria.

            La parte final de la Novela es el momento trascendental e impresionante, donde la  protagonista es una palabra, que gracias al Gabo adquiere un tono literario nunca antes utilizado por otros autores. El Coronel discute con su esposa, la cual le reprocha la falta de dinero, y le pregunta sujetándolo por el cuello de su franela “-Dime, qué comemos”  y  de la siguiente forma termina la novela: “El Coronel necesitó setenta y cinco años- los setenta y cinco años de su vida, minuto a minuto- para llegar a ese instante. Se sintió puro, explícito, invencible, en el momento de responder: Mierda”. Una Palabra Literaria: Mierda, gracias por tu genialidad Gabo. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: